Destaco el profesionalismo de la gente que esta detrás de este programa de radio. Realmente quede sorprendido de forma muy grata en la manera en la cual habían hecho sus deberes sobre el tema, así como la forma en la cual la fueron conduciendo a la nota.

 

Al tempo de haber sido procesado con prisión y haber perdido contacto con lo que pasaba en Uruguay y en mi entorno, me lleve la no muy grata sorpresa de que la policía había filtrado parte de mi declaración en el primer interrogatorio que me hicieron, donde yo cerraba el mismo diciendo que lo que había hecho con el Circulo Católico, también lo había hecho con EL BSE y el Hospital Evangélico, por nombrar algunas instituciones de salud que pude vulnerar, facilmente y en ningun caso habiendo pasado por mi mente utilizar dichos accesos como forma de obtener dinero para no divulgar la informacion vulnerada. No fue nada grato para mi saber que eso se había publicado en la prensa, seguramente filtrado por la policía. Esa filtración me dolió, mucho porque se estaba perjudicando la imagen y prestigio de dos empresas importante sin que ellas tuvieran la oportunidad de hacer algún descargo sobre eso. No soy abogado, pero no encuentro mayor diferencia entre la caratula de “conocimiento fraudulento de información secreta” y el hecho de que la policía haya accedido a mis declaraciones en el marco del inicio de una investigación penal y haya difundido algo que yo, hasta ese momento, (inocente palomita) pesaba que era “aquello” que formaba parte del “secreto del presumario”. Al hacer públicas mis declaraciones en interrogatorios están divulgando información, que golpea a dos organismos importantes al menos en términos de imagen y prestigio. Y a diferencia de lo que se acusa, donde no se llego a consumar absolutamente nada, no se obtuvo ningún tipo de dinero o equivalente, ni se hizo publica al menos una línea de lo que las historias clínicas contienen. Es decir, ante de estoy yo asumia que el Ministerio del Interior tenia sus voceros designados, quien suponian, le brindaban a la prensa información, siguiendo determinados criterios, asi como que podrían tener la posibilidad de responder preguntas y emitir juicios sobre cada tematica en particular, siempre alineados con una política de comunicaciones del al Minisiterio del Interior. Supongo que las autoridades saber el nombre de la persona que “dejo en evidencia”, por no decir, “eschachó” al BSE y al Hospital Evangelico. Por suerte me limitó a dos ejemplos del rubro de la salud, si hubiese dado una lista exaustiva no se que hubisese sucedido.

 

Igual, sobre lo que arriba describo, yo pensaba era el funcionamiento de la salida de informacion del Ministerio del Interior hacia el exterior,  realmente casi me caigo desmayado cuando vi, mucho tiempo despues del procesamiento, como la UNIDAD DE COMUNICACIONES DEL MINISTERIO DEL INTERIOR, habia publicado con relacion a la “OPERACION BITCOINS” una enorme cantidad de fotograficas en alta resolucion de docuementos personales de mi propiedad, donde: NO SE ENTIEDE LA FINALIDAD DE LA INCAUTACION DE UN PORCENTAJE MUY ALTO DE ELEMENTOS DE MI DOMICILIO, como ser, TARJETA STM de transporte urbano a mi nombre, decenas de tarjtas de credito a mi nombre. tarjetas de funcionario de organismos en los que trabaje. Hay una foto donder no se necesita agrander casi nada la imagen para ver mi carnet de ex funcionario de ANCAP, con, mis dos nombres, mis dos apellidos, y el numero de mi documento de identidad., adicionalmente, cuenta con mi foto. 

 

Transcribo uno de los escritos elaborados por mi abogado donde expresa justamente eso que menciono. “

 

“A pesar de que Alberto Hill no tiene antecedentes de ningún tipo, en las fotos que divulgó la autoridad policial se exhibe un documento donde consta el nombre completo de Alberto Hill Antonioli y el lugar donde trabajaba. De modo que así se ha conculcado la normativa nacional exponiendo al encausado a una pena anticipada e infamante dado que todos quienes le conocen y los que no, se han enterado de que le fue iniciado un sumario penal. Y nadie tiene en cuenta, en cambio, que aún no ha sido condenado por delito alguno.”

 

Y fue tal cual, se armo un caos a los pocos días que todo esto surgiera a la luz donde mucha gente querida no paso bien por lo expuesto en le párrafo anterior. Además, aquí en Uruguay, si, me crucificaron en muchísimos casos, antes me llovían invitaciones para eventos de seguridad. Finanzas colaborativas, etc. Luego de esto, aca en Uruguay, nadie más me mando ninguna invitación para nada sobre dichos temas

.

Destaco el profesionalimo de la gente que esta destras de este programa. Realmente quede sorprendido de forma muy grata en la manera en la cual habian hecho sus deveres sobre el tema asi como la forma en la cual la fueron conduciendo a la nota.

 

Al tempo de haber sido procesado con prisión y haber perdido contacto con lo que pasaba en Uruguay y en mi entorno., me lleve la no muy grata sorpresa de que la policía había filtrado parte de mi declaración en el primer interrogatorio que me hicieron, donde yo cerraba el mismo diciendo que lo que había hecho con el Circulo Católico, también lo había hecho con EL BSE y el Hospital Evangelico, por nombrar algunas instituciones de salud  que pude  vulnerar. No fue nada grato para mi saber que eso se había publicado en la prensa, seguramente filtrado por la policía. Esa filtración me dolió ,mucho porque se estaba perjudicando la imagen y prestigio de dos empresas importante sin que ellas tuvieran la oportunidad de hacer algún descargo sobre eso.

 

Acá esta toda la entrevista con Freddy Rusch y Leticia Fernández. La misma, surgió luego de que Patricia Madrid me entrevistara y la nota saliera en su programa “Así Nos Va” de radio Carve. El Director de la Unidad 18, Jesús Gerez, quedo contento con el resultado y enfoque de la entrevista con Madrid y me pidió por favor que les diera una nota a esta gente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Noviembre, 2017